Icmer

Infórmate, es tu derecho

Si el hombre o la mujer tienen cualquiera de las siguientes señales, tiene que consultar con un/a médico o una matrona inmediatamente:

  • Ampolla en genitales o el ano que queman o duelen
  • Cambios en la orina, dolor o ardor al orinar
  • Dolor durante la relación sexual
  • Líquido anormal o con mal olor de vagina o pene
  • Inflamaciones en los costados (ingles)
  • Irritación o enrojecimiento en los genitales
  • Llagas o heridas que no duelen, en los genitales o el ano
  • Mal olor en los genitales
  • Sensación de ardor genital
  • Salida de sangre o pus por el pene
  • Picazón genital
  • Protuberancias en los genitales
  • Verrugas genitales o en el ano
¡Recordar!
  1. Cada infección de transmisión sexual requiere un tratamiento especial.
  2. Si una mujer embarazada tiene una infección de transmisión sexual puede ser peligroso para el/la bebé que va a nacer.
  3. Las relaciones sexuales siempre tienen que ser con condón, salvo que sean con una persona no infectada y que la pareja sea mutuamente fiel.
  4. Avisar a quien se crea que pueda haberse contagiado.
  5. No existe inmunidad contra la mayoría de las ITS, esto quiere decir que se puede volver a infectar de la misma enfermedad repetidas veces
  6. No hay vacuna para la evitar de las ITS (sólo para la Hepatitis B).
  7. Hay muchas enfermedades que al inicio producen molestias leves, pero que con el tiempo pueden irse agravando y complicando.
  8. Si alguna molestia ha desaparecido sin un tratamiento o remedios, no pensar que el problema ha terminado, en algunas de estas enfermedades es así, para pasar a otra etapa más grave. Es importante acudir donde un profesional de la salud.