Icmer

Infórmate, es tu derecho

No todas las prácticas sexuales tienen el mismo riesgo de adquirir el VIH. Algunas hacen que la transmisión del virus sea más directa y fácil.

Prácticas de mayor riesgo:

Penetración anal y/o vaginal sin condón.

Prácticas de menor riesgo:

contacto de los genitales con la boca o sexo oral. Hay mayor riesgo si existen heridas o lesiones en la boca, o si se han cepillado los dientes poco tiempo antes del sexo oral (pueden quedar heridas en las encías que favorecen el contagio).

Prácticas sin riesgo:

caricias, masturbación mutua, besos profundos, masajes, etc. No trasmiten el VIH, siempre que no existan heridas que puedan poner en contacto la sangre del portador/a de VIH con lesiones del receptor/a.