Icmer

Infórmate, es tu derecho

Todas las personas que ya tienen relaciones sexuales (vaginales o anales) tienen riesgo de adquirir la infección si NO USAN CONDON. También aquellos/as que comparten jeringas o material corto-punzante no esterilizado.

El único medio de lucha para no contagiarse es la prevención, basada en la información correcta. Se puede evitar de las siguientes maneras:

Pareja sexual única no infectada

Teniendo una pareja sexual exclusiva que no esté contagiada. Se debe acordar y respetar entre ambos miembros de la pareja mantener relaciones sexuales exclusivas. Previamente, se debe comprobar a través de un examen que ambos no tienen el virus.

Uso correcto de condón

Usando el condón o preservativo de manera correcta y en todas las relaciones sexuales. Si se tienen relaciones sexuales con penetración (vaginal, en la boca o en el ano) utilizar siempre CONDÓN en forma correcta y en todas las relaciones sexuales. Además si hay otras ITS que producen heridas se favorece el contagio. Es muy importante aprender a “negociar” la utilización del condón con todas las parejas sexuales, principalmente las mujeres, que tienen más posibilidades de infectarse. El CONDÓN es una de las formas más seguras para no contraer el VIH.

Abstinencia sexual

No teniendo relaciones sexuales vaginales y/o anales (abstinencia). No tener relaciones sexuales es la forma más segura de no adquirir el virus por vía sexual. Esta forma de prevención puede ser temporal o definitiva.

Material esterilizado

Si se usan drogas inyectables, no compartir jeringas ni agujas. Usar material desechable o esterilizado.No compartir instrumentos cortantes, máquinas de afeitar, instrumentos de manicura o para realizar tatuajes, a no ser que hayan sido correctamente esterilizados.

Sexo seguro

Teniendo prácticas de sexo seguro que no implican penetración vaginal o anal, como por ejemplo darse besos, hacerse caricias y/o masturbación mutua.

Detección precoz en el embarazo

Si se ha decidido tener un/a hijo/a, consultar previamente al médico o la matrona. Si la mujer embarazada está viviendo con el VIH puede tomar medicamentos para evitar la transmisión del virus a su hijo/a.