Icmer

Infórmate, es tu derecho

De acuerdo a los Criterios Médicos de la OMS, no hay razones médicas para restringir el uso de ningún método anticonceptivo en adolescentes sanas. Es preciso considerar que, en esta población, es particularmente importante la eficacia anticonceptiva y también la continuidad de uso y la aceptabilidad. Por esto, a continuación se listan los métodos de acuerdo a su eficacia. * Información más detallada acerca de los métodos anticonceptivos, se puede encontrar en la sección ¿Cuáles son los métodos más usados y disponibles en Chile?

Se recomienda que cada persona consulte un/a profesional de salud para elegir el método más adecuado para sí.

Métodos muy efectivos

Implantes de progestágeno solo

Los implantes son un método muy seguro y efectivo para las adolescentes y tienen la ventaja de ser un anticonceptivo reversible de acción prolongada. Se debe considerar esta opción especialmente cuando la continuidad de uso de otros métodos pueda ser un problema. Puede haber desórdenes de los sangrados uterinos. La colocación y extracción de los implantes es un procedimiento con anestesia local que requiere personal profesional capacitado en dichos procedimientos.

Dispositivo Intrauterino (DIU):

la T con Cobre o la T con levonorgestrel tienen una alta eficacia y la ventaja de ser un anticonceptivo reversible de acción prolongada. Se debe considerar esta opción cuando la continuidad de uso de otros métodos pueda ser un problema. El uso de un DIU está restringido siempre cuando hay riesgo de ciertas infecciones (cervicitis purulenta, clamidia, gonorrea). La colocación de un DIU es un procedimiento que requiere personal profesional capacitado y una buena consejería en la cual se explique el riesgo de expulsión, de dolor y la posibilidad de experimentar desordenes de sangrado durante los primeros meses.

Inyección combinada mensual

Es efectiva, tiene escasos efectos metabólicos y tiene la ventaja de que no hay que recordar a diario su uso sino solo una vez al mes. Puede ser usada por las adolescentes, recordando que pueden producir sangrados irregulares en los primeros meses. Aunque tiene buena aceptabilidad, su continuidad de uso es discreta, ya que requiere de asistencia mensual a un servicio para la inyección.

Inyectables de progestágeno solo

La masa ósea se acumula en la adolescencia y el uso de inyectables de progestágeno solo atrasa la acumulación fisiológica de hueso. Si se usan, deben recomendarse estilos de vida saludable, ingesta de calcio y actividad física.

Métodos efectivos

Píldoras combinadas

Son también una buena opción que ofrece elevada protección anticonceptiva. Se recomienda iniciar el uso con pastillas de dosis baja que tengan la combinación de 30 mcg de etinil estradiol (EE) y 150 mcg de levonorgestrel por el menor riesgo de enfermedad tromboembólica en comparación con píldoras que contienen otras progestinas. Si se usan preparados que contienen 20 mcg de EE hay que destacar, en primer lugar, la exigencia de una mayor rigurosidad en la ingesta correcta de las pastillas y en segundo lugar, que el uso durante un tiempo prolongado, puede tener un efecto deletéreo sobre la masa ósea. Su uso debe iniciarse entre el 1º y 5º día del ciclo menstrual, aunque se podrían comenzar en cualquier momento del ciclo menstrual si hay seguridad de que la mujer no está embarazada. Si se comienza después del quinto día del ciclo debe recomendarse un método de barrera o abstinencia durante los primeros siete días de uso.

Anillos vaginales combinados y parches combinados

Estos métodos pueden ser usados por las adolescentes, pero no están disponibles en los servicios públicos y tienen un costo alto para la usuaria. Estudios recientes han demostrado que el riesgo de enfermedad tromboembólica, al utilizar estos métodos, es mayor que en mujeres que no usan método anticonceptivo hormonal o que usan pastillas combinadas con etinilestradiol y levonorgestrel. Los parches anticonceptivos pueden ser menos aceptados por las adolescentes en el período de verano porque su ubicación los hace menos confidenciales.

Pastillas de progestágeno solo

Las pastillas de progestágeno solo también pueden ser usadas por adolescentes, recordando que pueden producir sangrados irregulares. Es importante saber que las pastillas necesitan ser tomadas todos los días y a la misma hora para que sean más efectivas.

Anticoncepción de emergencia

La AE, ya sea en píldoras de progestágeno solo o píldoras combinadas, es una buena opción para casos de emergencia, como cuando la adolescente tuvo relaciones sexuales y no se usó un método anticonceptivo, cuando el método anticonceptivo usado falló (se rompió o deslizó el condón o se olvidaron las pastillas) y en caso de violación. Su entrega a las adolescentes está claramente autorizada y garantizada por la Ley 20418.

Condón masculino

Por la especial necesidad de protección contra ITS y VIH en esta etapa de la vida, siempre hay que recomendar a las y los adolescentes el uso del condón masculino como método único (asociado al uso de anticoncepción de emergencia en caso de accidente en el uso o como “doble método”, usándolo asociado con otro método anticonceptivo. La recomendación “condón, siempre condón” debe entregarse en todos los casos, incluso en pareja única y más aún si se trata de una pareja casual o si se tienen varias parejas sexuales, independientemente del tipo de actividad sexual. Para que sea efectivo, se debe conocer su uso correcto y debe ser usado en todas las relaciones. Aunque las mujeres no sean quienes usan el condón masculino, es importante que aprendan su uso, desarrollen habilidades de negociación para que se sientan capaces de pedir a su pareja que lo use, sin temor ni vergüenza, o para proponer alternativas y llegar a un acuerdo en el caso que la pareja no quiera usarlo. Es recomendable que, antes de usar el condón en una relación sexual, el hombre practique solo porque en las primeras relaciones sexuales puede resultar difícil y engorroso colocarse el condón y con la práctica previa perderá el temor de las primeras experiencias. El éxito en el uso del condón requiere orientación, desarrollo de habilidades y práctica y debe incluir información sobre anticoncepción de emergencia por la posibilidad de rotura o desplazamiento del condón. Actualmente existen en el mercado condones masculinos de materiales alternativos al látex, para quienes son alérgicos (as) a este material, sin embargo no se encuentran disponibles en los servicios públicos.

Métodos poco efectivos

Condón femenino

El uso del condón femenino en adolescentes necesita una instrucción especial que debe considerar las técnicas de colocación con detalle. Es muy difícil que sea un método de inicio en la primera relación sexual por la inexperiencia de una adolescente que inicia su vida sexual. No se encuentran disponibles en los servicios públicos.

Diafragma

El uso del diafragma puede ser difícil, requiere de una medición previa al iniciar su uso y su eficacia es relativamente baja. No se encuentra disponible en Chile actualmente.

Coito Interrumpido

Para el coito interrumpido el hombre debe tener control total sobre su eyaculación lo que puede ser difícil para los adolescentes que inician su vida sexual por su inexperiencia. Es un método de muy frecuente uso entre adolescentes y le llaman ¨acabar afuera¨. Es de muy baja efectividad pues los embarazos por impregnación pueden ser de mayor frecuencia, asociados a juegos sexuales precoitales como postcoitales. Este método no protege de las ITS, incluyendo el VIH/SIDA.

Espermicidas

Son de eficacia muy baja y el uso prolongado puede aumentar el riesgo de adquirir el VIH. Su uso sólo se recomienda asociado al uso del condón.

Abstinencia periódica

La abstinencia puede ser difícil de cumplir para los/as adolescentes, los ciclos pueden no ser aún regulares como para tener la certeza de cuál es el período fértil y la eficacia es también baja. Es importante recordar que el uso de estos métodos requiere del acuerdo y participación de la pareja masculina para evitar las relaciones sexuales vaginales durante los días fértiles. Este método no protege de las ITS, incluyendo el VIH/SIDA.

* Texto adaptado de “Anticoncepción para adolescentes” de la versión 2015 de la Normas Nacionales sobre Regulación de la Fertilidad, Ministerio de Salud de Chile (MINSAL).