Icmer

Infórmate, es tu derecho

Definición del aborto

El aborto es la interrupción de un embarazo después de la implantación del embrión en el útero y antes de que el feto sea viable o sea que pueda vivir de manera independiente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) fijó la viabilidad del feto en las 22 semanas completas de gestación o con un feto que pese 500 gramos. Por debajo de este límite se considera aborto y por sobre este límite se considera parto prematuro.

Tipos de aborto

El aborto puede ser espontáneo o inducido. El aborto espontáneo ocurre sin ninguna intervención externa y puede ser causado por enfermedades de la madre o defectos genéticos del embrión.

El aborto inducido es la interrupción de un embarazo mediante una intervención externa, ya sea por el uso de medicamentos o de una intervención quirúrgica. Puede ser una situación compleja y difícil ya que hay muchos factores que determinan que una mujer se realice un aborto. Puede ser por razones personales, económicas, de pareja, de salud, etc.

El aborto inducido puede ser seguro o inseguro. El aborto seguro es aquel que es realizado por un/a profesional capacitado con los medios adecuados y en un ambiente adecuado, el aborto inseguro es lo contrario, o sea cuando el aborto lo realiza una persona no capacitada y en un ambiente inadecuado.

El aborto inseguro significa un gran riesgo para la salud y la vida de la mujer, de hecho muchas mujeres en el mundo mueren o quedan con daños por realizarse un aborto inseguro.

En Chile el aborto es prohibido por la ley y castigado con cárcel.

El aborto puede ser legal o ilegal, o sea hay países que tienen leyes que permiten que las mujeres se hagan un aborto y otros países que lo prohíben. En la mayoría de los países en que el aborto es ilegal, además es penalizado, o sea la mujer que se hace un aborto y/o la persona que le hace el aborto pueden ser procesadas por la justicia por ser considerado el aborto un delito. La ley chilena prohíbe el aborto en todas las situaciones, incluso cuando hay riesgo de vida de la madre, cuando el feto tiene una enfermedad incompatible con la vida y en caso de violación. Además, tanto la mujer como la persona que la ayudó a abortar pueden arriesgar penas de cárcel.

El aborto no se previene prohibiéndolo, la mejor forma de evitar un aborto, es prevenir un embarazo que uno no desea, informándose acerca de los anticonceptivos disponibles y usándolos regularmente.

Su ubicación es: Portada Reproducción El aborto