Icmer

Infórmate, es tu derecho



Preguntas frecuentes:
Infecciones de transimsión sexual y VIH / SIDA



¿Se puede contagiar alguna infección al tener sexo entre mujeres?
Con el sexo entre mujeres también hay riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH/SIDA, ya sea a través del sexo oral, vaginal y/o anal o utilizando algún objeto que toque o penetre la vagina o el ano como también si hay contacto entre los genitales. Por eso, si se van a usar consoladores, vibradores o juguetes sexuales, no se deben compartir, a menos que se usen con un condón distinto para cada persona. Se recomienda mantener las uñas cortas para no producir heridas o erosiones en los genitales que faciliten el contagio de alguna infección a la compañera.
¿Qué riesgos existen cuando la mujer tiene relaciones por el ano y después por la vagina?
Si durante el acto sexual existe tanto sexo vaginal como anal, se recomienda usar un condón distinto para cada vez. Si esto no se hace, hay paso de gérmenes del ano a la vagina, aumentando el riesgo de presentar infecciones urinarias (pues los gérmenes que las producen viven en el intestino y quedan depositados cerca de la uretra por donde pueden ascender a la vejiga). Además el sexo anal produce más traumatismos locales con lo que aumenta el riesgo de contagio para infecciones de transmisión sexual para ella y su pareja. Las relaciones anales y vaginales son consideradas de alto riesgo de transmisión y contagio de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH/SIDA, por lo que se recomienda el uso de condón en cada oportunidad.
Tengo hace poco una nueva pareja y él no quiere usar el condón. ¿Qué puedo hacer?, ¿Qué me puede pasar si no uso el condón?

Siempre que se tienen relaciones sexuales, se deben tomar precauciones para evitar adquirir infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH/SIDA y un embarazo no planificado (si la mujer está en edad fértil).

Si se va a tener relaciones sexuales con una nueva pareja, y una de las personas o ambas ya han tenido relaciones sexuales previamente, existe el riesgo de que uno de ellos o ambos hayan adquirido una infección de transmisión sexual, incluyendo el VIH/SIDA. Es por esto que se recomienda usar condón en forma correcta y en todas relaciones sexuales por 3 meses y luego realizarse el test de Elisa para detectar el virus VIH (porque 3 meses es el período de ventana en el que la persona puede estar infectada sin que sea posible detectarlo) Si el test da un resultado negativo en ambos, se pueden iniciar las relaciones sexuales sin usar condón, siempre y cuando ambos tengan las relaciones sexuales únicamente con esa pareja.

Muchos hombres no desean usar condón, la mayoría de las veces esto se debe a que existen varios mitos y opiniones negativas sobre el condón, tales como que disminuye el placer sexual o que interfiere con la relación sexual. Sin embargo, muchas veces el rechazo se debe a falta de experiencia o de información y prejuicios. Los temores y ansiedades se pueden vencer con la práctica, la que se puede realizar durante la masturbación del hombre, como también muchas mujeres pueden ayudar a sus parejas a ponerse el condón. Para una mujer el riesgo de contraer alguna infección de transmisión sexual es varias veces mayor que para el hombre pues, por sus condiciones anatómicas, la vagina es un reservorio que guarda el semen y los gérmenes. Una manera de resolver este problema es en base a la buena comunicación con la pareja, destacando que es una forma de cuidado que les beneficia a ambos, incentivando el uso de manera creativa (por ejemplo, hay preservativos con aroma, con sabores y colores diferentes). Lo más importante es que la mujer tiene derecho a tener una relación sexual libre de temor a contraer una infección de transmisión sexual que, si no es pesquisada a tiempo, puede generarle consecuencias en el futuro, como una infertilidad. Otra alternativa es usar el condón femenino, que es una funda de plástico que se pone la mujer en la vagina antes de la relación sexual.

¿El condón masculino es el único método para prevenir una infección de transmisión sexual?
El condón masculino es un método probado y seguro si se usa correctamente y en todas las relaciones sexuales para prevenir infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH/SIDA. Existe también el condón femenino que ofrece una protección un tanto menor. Las otras formas de prevenir una infección de transmisión sexual son la abstinencia sexual y el tener sexo cuando ambos miembros de la pareja se encuentran sanos y existe el compromiso de ser pareja mutuamente fiel.
¿Desde cuándo se conoce el VIH/SIDA en Chile?

Según datos de CONASIDA, el primer caso de SIDA en Chile se notificó en 1984. Desde entonces la infección por VIH ha ido en constante aumento, llegando a 12.574 casos de VIH/SIDA notificados hasta diciembre de 2003, con 3860 personas fallecidas. Se estima que casi 6 personas contraen la infección diariamente.

El 70,5% de los casos acumulados se concentran en la Región Metropolitana; el 57% en la I Región de Tarapacá; y en la V Región de Valparaíso el 56.6%. La tasa de incidencia de SIDA nacional acumulada es 43.7 por 100.000 habitantes.

El grupo de edad más afectado está comprendido entre los 20 y 49 años (84,4% de los casos).

La principal vía de transmisión ha sido y continúa siendo la sexual, que corresponde al 94,1% de los casos y sólo el 4,3% de los casos han sido por transmisión endovenosa (uso compartido de material cortopunzante). Sólo un 1,6% ha sido por transmisión madre/hijo-a.

En cuanto a la distribución por sexo, desde el inicio de la epidemia la mayor proporción de SIDA ha estado centrada en los hombres (88.7% hombres v/s 11.3% mujeres). La transmisión homo/bisexual sigue siendo predominante, aunque existe un aumento de la transmisión heterosexual, debido al crecimiento relativo mayor de casos de SIDA en mujeres en relación a los hombres, incluyendo todos los mecanismos de transmisión. Esto se refleja en la proporción entre hombres y mujeres infectados por VIH, que al principio de la epidemia fue de 28 hombres por cada una mujer y que ahora es de 4 hombres por una mujer, por eso se habla hoy de una feminización de la epidemia. La proporción entre hombres y mujeres con SIDA se ha estabilizado en 7 hombres por una mujer en la actualidad.

¿Es posible adquirir una Infección de Transmisión Sexual (ITS) si la pareja no presenta molestias?
Sí, porque la mayoría de las ITS pueden tener síntomas poco evidentes o no tenerlos y la persona afectada puede desconocer su condición de portadora. Por ejemplo, se sabe que en su mayoría las infecciones por Herpes genital son transmitidas (tanto a parejas como a neonatos) por personas que desconocían su condición de portadoras o que eran asintomáticas. Además, si una persona tuvo Herpes genital u otra infección viral como Condilomas genitales o anales es posible que lo transmita a la pareja aunque se haya efectuado el tratamiento, porque estos virus nunca se eliminan del cuerpo y permanecen en un estado latente (también si el sexo es oral o anal). Cuando las ITS dan molestias éstas pueden ser: heridas, ampollas o llagas en los genitales o el ano, picazón, quemazón o dolor u hormigueo genital, salida de líquido de mal olor de los genitales, o aparición de protuberancias como una pequeña coliflor en los genitales o el ano. Algunas veces dan dolor al orinar o al tener relaciones sexuales. Para las personas sexualmente activas, la mejor forma de prevenir una infección de transmisión sexual es el uso de condón en todos los actos sexuales (por vía vaginal, anal u oral). Si se ha tenido sexo sin usar condón y se tienen molestias o aún sin ellas se puede recurrir a algún consultorio de salud a pedir orientación para realizarse algún examen y/o recibir tratamiento.
Si tuve Herpes Genital ¿lo puedo contagiar? ¿Puedo tenerlo de nuevo?

El virus del herpes simple (VHS) se transmite de una persona portadora a otra por contacto piel con piel, o piel con mucosas (que son las áreas húmedas como la zona vaginal, la bucal y anal). El virus se desprende de úlceras o heridas visibles, de una erupción o desde ampollas durante los brotes de la enfermedad, pero también se puede desprender del área entre brotes de los síntomas, es decir, puede ser transmitido incluso cuando la persona no manifiesta ningún signo de la enfermedad. Hasta el 60% de las personas que presentan infección por VHS genital no muestran signos de la enfermedad y no saben que son portadoras. La posibilidad de transmitir el herpes puede ser reducida evitando el sexo cuando los signos de herpes están presentes, y usando preservativos en los períodos entre episodios.

Aproximadamente el 80% de las personas que presentan un primer episodio causado por el VHS tipo 2 (el tipo 1 es más común en el herpes labial) tendrán al menos un nuevo episodio en su vida, mientras sólo el 50% de las personas con VHS tipo1 experimentarán un nuevo episodio. Lo más común son episodios ocasionales (alrededor de 4 ataques por año) aunque una minoría puede presentar episodios aun más frecuentes.

El episodio inicial ocurre generalmente 2 a 12 días después del contacto sexual con una persona con infección activa. En cambio la recurrencia, tiene lugar cuando el virus se multiplica en los ganglios nerviosos y las partículas del virus viajan por el nervio al sitio de la infección primaria en la piel o en las mucosas como la boca, vagina, etc. Aún no se sabe exactamente por qué el virus se reactiva y los factores causales pueden separarse entre físicos (menstruación, actividad sexual, exposición solar, otras infecciones locales) y psicológicos (estrés).

/dd>