Icmer

Infórmate, es tu derecho



Preguntas frecuentes:
Sexualidad



Mi novio y yo llevamos algunos meses de pololeo y no hemos tenido relaciones sexuales, pero sí nos hemos tocado los genitales, ¿será esto normal?
La sexualidad humana se expresa de muchas formas, como la necesidad de contacto físico a través de las caricias. Los grados de acercamiento sexual que van desde tomarse las manos y besarse hasta la relación sexual coital propiamente tal, tienen diferentes ritmos según las distintas parejas. Es común que durante el primer tiempo existan sólo caricias, que pueden ser sobre o bajo la ropa. Incluso algunas parejas practican la masturbación mutua como una manera de mantener la virginidad, otras en cambio optan por el sexo oral. Sin embargo, a través del sexo oral también se pueden contraer infecciones de transmisión sexual. El inicio de las relaciones sexuales con penetración vaginal o anal debe ser una decisión responsablemente compartida y conversada al interior de la pareja, especialmente en relación a los valores de ambos y considerando que existen métodos anticonceptivos si se desea prevenir un embarazo o una infección de transmisión sexual.
¿Se puede quedar embarazada si la pareja eyacula fuera de la vagina, pero hubo penetración durante el juego previo?
El coito interrumpido, que consiste en retirar el pene de la vagina antes de que el hombre eyacule, es una de las prácticas anticonceptivas más antiguas de la humanidad. Todavía muchas parejas la practican hasta nuestros días como método anticonceptivo único. Sin embargo, es un método poco efectivo como lo demuestra la alta posibilidad de embarazo. De 100 parejas que usan este método correctamente y consistentemente durante un año, 6 mujeres se pueden embarazar. Si se usa incorrectamente (es decir, en el uso típico o corriente) se pueden embarazar 20 mujeres. Esto lo hace uno de los métodos más inseguros si se desea prevenir un embarazo, además no previene las infecciones de transmisión sexual. En general, las mujeres jóvenes que tienen una alta fertilidad, deben usar un método anticonceptivo más seguro.
¿Es posible quedar embarazada si la relación sexual fue sobre la ropa?
Si la relación sexual fue sobre la ropa y no hubo contacto del semen con los genitales de la mujer no se produce un embarazo.
¿Es posible embarazarse durante la primera relación sexual?
Existe la creencia popular que durante la primera relación sexual de la mujer ésta no puede embarazarse, pero esto no es cierto. La primera relación sexual puede producir un embarazo si hubo contacto del semen con los genitales de la mujer. Incluso, puede embarazarse si hubo penetración en el juego previo aunque el hombre no eyacule dentro de la vagina, es decir, aunque la penetración sea incompleta (lo que la gente llama “la puntita”).
Mi novio y yo practicamos el sexo anal. ¿Es posible quedar embarazada si la relación es anal?
Si la relación fue anal y no hubo contacto del semen con los genitales de la mujer no se produce un embarazo, a menos que el semen escurra desde el ano y entre en contacto con los genitales de la mujer. Sin embargo, el sexo anal produce más erosiones en el recto y por esto es una práctica sexual que tiene más riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH/SIDA, por lo que se recomienda de todas maneras el uso del condón.
Mi polola y yo practicamos el sexo oral mutuamente, ¿qué riesgos tenemos?
A través del sexo oral (lamer o besar los genitales o el ano) también se pueden contraer infecciones de transmisión sexual, como herpes, condilomas o verrugas venéreas, sífilis, gonorrea y VIH/SIDA, sobretodo si hay heridas o pequeños traumatismos en la boca. La infección puede ser de la boca a los genitales/ano o viceversa, por lo que se recomienda usar protectores bucales. En algunos países se usan films especiales para el sexo oral (genital/anal), que son conocidos como campos de látex, pero se puede reemplazar por un condón (se quita la zona del rodete y se corta la punta, se parte por la mitad en sentido longitudinal y se coloca encima de los genitales o el ano; si no se tiene un condón se puede usar el plástico que se usa para guardar alimentos, como el alusaplas). Si el sexo oral se va a practicar sin protección se recomienda entonces, no lavarse ni cepillarse los dientes antes de practicarlo para evitar exponer las encías a sangrados o dejar puertas de entrada para los gérmenes. Hay que evitar que el hombre eyacule dentro de la boca pues en el semen puede haber gérmenes o virus.
¿Qué es la anorgasmia?
Se la considera una disfunción o alteración en la respuesta sexual femenina normal, caracterizada por la ausencia o incapacidad de conseguir un orgasmo. Las causas son múltiples, la mayoría de ellas relacionada con problemas sicológicos: ansiedad, estrés, experiencias sexuales traumáticas anteriores. También puede deberse a algunos problemas físicos o anatómicos del aparato genital. Este problema puede ser ocasional o permanente, en este último caso se aconseja una consulta a un/a especialista. No se debe considerar anorgásmica a la mujer que por falta de estimulación o preparación adecuadas no consigue llegar al orgasmo, pese a esto muchas mujeres lo sienten como una culpa o un defecto, aunque muchas veces basta conocer más el propio cuerpo para reconocer la zona cuya estimulación lleva a la mujer al orgasmo. Se estima que la mitad de las mujeres requiere de estimulación directa del clítoris (ya sea manual u oralmente) para conseguir un orgasmo puesto que durante el acto sexual muchas veces la estimulación del clítoris es indirecta lo que no conduce al orgasmo. Por esto, siempre es muy importante la participación activa de la pareja. También hay que decir que el orgasmo no es “obligatorio” en todas las relaciones sexuales y muchas mujeres sienten placer sin llegar al orgasmo.
¿Qué es el vaginismo?
Se la considera una alteración en la fase de excitación de la respuesta sexual femenina, que se desencadena al intentar la introducción de los dedos o el pene o algún objeto en la vagina (por ejemplo, un tampón). Se caracteriza por contracciones involuntarias de los músculos del tercio externo en la entrada de la vagina, lo que impide o dificulta la penetración, volviéndola dolorosa. Las causas son múltiples, muchas veces relacionadas con problemas de tipo psicológico: estrés, experiencias traumáticas, sentimientos de culpa, miedo al embarazo. Algunas veces existen causas físicas, como tumores o problemas genitales de tipo anatómico, por lo que siempre se debe consultar a un especialista, porque este problema puede ser superado con un tratamiento adecuado.
¿Qué es la dispareunia?
Se la define como el dolor durante o después de la relación sexual, y se puede dar tanto en la mujer como en el hombre. Existen causas físicas que la producen, como infecciones locales, tumores, heridas, cistitis, problemas hormonales o anatómicos. También puede ser debida a la falta de lubricación cuando hay escasa preparación durante el juego sexual, ansiedad, temor al embarazo o a contraer infecciones. Puede darse de manera ocasional o frecuente, por lo que debe ser consultado un/a especialista.
¿Qué es la impotencia sexual?
Conocida como disfunción eréctil, es la incapacidad para iniciar o mantener una erección suficiente que permita un coito satisfactorio, y debe ocurrir en el 25% de los intentos de coito para que sea considerada un problema. No se la debe confundir con problemas de falta de erección ocasionales, que la mayoría de los hombres pueden tener, debido a estrés o ansiedad del desempeño. Algunos hombres pueden perder la erección al colocarse un preservativo, porque se desconcentran o se ponen nerviosos y disminuye su excitación. Otros presentan esta disfunción al consumir alcohol, algunas drogas o tabaco. La mayoría de las veces una mejor comunicación con la pareja o evitar consumir drogas o alcohol soluciona estas dificultades. La impotencia que debe ser tratada es aquella que dificulta en forma repetida la vida sexual del hombre y de su pareja. En estos casos, se deben descartar causas físicas como problemas hormonales, diabetes, algunos fármacos que se usan para tratar la depresión, como también las causas sicológicas, que son las más importantes en hombres jóvenes.
¿Qué es la eyaculación precoz?
La eyaculación precoz se define como la falta de control voluntario de la eyaculación, es decir, cuando la eyaculación ocurre sin que el hombre la pueda controlar. Las causas que producen una eyaculación precoz son generalmente de tipo psicológico, son raras las causas físicas. Entre las más comunes están la ansiedad del desempeño, en la que el hombre se encuentra demasiado preocupado de si “saldrá bien” o si la compañera “quedará satisfecha”. Es una de las disfunciones sexuales más comunes, especialmente en hombres jóvenes que están aprendiendo a manejar su orgasmo. Hay hombres que presentan la eyaculación precoz con algunas parejas y con otras no. El tratamiento para la eyaculación precoz está enfocado en bajar la ansiedad o angustia que se presenta durante el acto sexual, aumentar la conciencia del cuerpo y mejorar la calidad de la comunicación con la pareja. Además se pueden realizar una serie de ejercicios con los cuales el hombre va reconociendo los avisos de su cuerpo que le indican el grado de excitación y el momento en que se va a producir la eyaculación, para que él pueda regular y controlar esta fase de la respuesta sexual.
¿Es verdad que masturbarse no es malo?, y si uno lo hace todos los días, ¿está mal?
La masturbación es una forma de conocer el propio cuerpo, y también de lo que se conoce como autoerotismo. La practican tanto los hombres como las mujeres. Muchas parejas la practican mutuamente como una forma de obtener placer evitando las relaciones sexuales, ya sea porque las desean posponer o son inconvenientes en ese momento; otras en cambio incorporan la masturbación al juego sexual como una expresión más del erotismo. No existe una frecuencia que sea considerada normal, como tampoco es anormal si una persona no se masturba. Si una persona se masturba compulsivamente (no puede dejar de hacerlo) o deja de lado actividades que realizaba porque prefiere masturbarse, se recomienda la consulta con algún especialista, porque muchas veces detrás de esto hay problemas de ansiedad o estrés.
¿Se puede masturbar la mujer durante la menstruación?
La masturbación puede practicarse en cualquier momento del ciclo menstrual, siempre y cuando la mujer así lo desee.
¿Qué riesgos tiene el sexo anal?

El sexo anal es una práctica sexual usada desde hace mucho tiempo en muchas culturas de Oriente y Occidente. A ella se hace referencia incluso en la Biblia. Consiste en la introducción (del pene o cualquier otro instrumento) en el ano, y/o de la manipulación del mismo, ya sea por tocación directa o por medio de la lengua, con fines eróticos. El término “sodomía” se refiere a la práctica del coito anal (tanto en relación homo como heterosexual).

Algunas parejas lo practican como medio contraceptivo, o para posponer la penetración vaginal cuando se desea mantener la virginidad femenina, así entendida sólo como la indemnidad del himen. Muchas personas lo practican como una dimensión más del ser erótico.

Sin embargo, por ser el ano una superficie más sensible, no lubricada (a diferencia de la zona vaginal) y menos elástica, está más expuesta a sufrir traumatismos o pequeñas abrasiones o heridas, con lo que aumenta la posibilidad de contraer o transmitir una infección de tipo sexual. Es por esta razón que el uso de condón se hace todavía más necesario. Como lubricantes se pueden utilizar la glicerina, los lubricantes vaginales, la saliva o el agua. No se deben utilizar cremas de uso común, vaselina o aceites comestibles o para masajes porque debilitan el látex del condón y se incrementa el riesgo de roturas. Menos aún utilizar doble condón, porque a diferencia de lo que se pensaría, aumentan la fricción y el calor que deterioran el látex con mayor probabilidad de roturas.

¿Qué es el himen?

El himen es un pliegue de tejido muy vascularizado (con vasos sanguíneos) que cierra parcialmente la entrada de la vagina. Su presencia se remonta a la etapa fetal donde no hay apertura de la vagina. La apertura se produce poco antes de nacer, cuando este repliegue de tejido se abre parcialmente. En cada mujer tiene características diferentes en cuanto a tamaño, grosor, forma y elasticidad. En algunas mujeres el tejido se divide por completo y en otras la apertura no ocurre de inmediato (se habla de himen imperforado). Por ser el himen muy vascularizado al desgarrarse (por la causa que sea) se produce un sangrado generalmente breve y sin gravedad. Se cree que la utilidad del himen consistiría en servir de barrera protectora contra los gérmenes durante la infancia. Cuando la mujer tiene su primer período menstrual la sangre sale del útero por la vagina a través del himen.

Para ver el himen es necesario separar los labios menores, pudiendo observarse con la ayuda de un espejo. Muchas veces es de forma anular (como un anillo) que rodea el orificio vaginal, es muy fino con muchísimos agujeritos. Pocas veces, puede ser más grueso y formar un tabique cerrando completamente el orificio vaginal, o al contrario, ser casi inexistente. En la mayoría de los casos, es decir en su forma anular, el himen incluso intacto, permite la introducción del dedo pequeño o de un tampón higiénico, pero no permite la introducción de un pene en erección. Después de iniciada la actividad sexual vaginal el himen no desaparece, sino que se repliega y forma las carúnculas himeneales, perdiéndose totalmente después del primer parto vaginal.

En algunas culturas la indemnidad del himen se relaciona con la virginidad y se han exagerado las cuestiones valóricas, existiendo todavía varios mitos al respecto que relacionan el sangrado del himen con la pérdida de la virginidad. Sin embargo, algunas mujeres nacen sin himen, otras lo han desgarrado antes de la actividad sexual de manera advertida o no (al practicar deportes o andar a caballo, durante la masturbación), además algunas mujeres tienen himen complaciente que no sangra durante el coito. Por lo que no es seguro para “probar“la virginidad ni el sangrado o el dolor, ni la presencia o no del himen. La mitad de las mujeres no sangran durante su primera relación sexual.

La virginidad es una opción muy personal, que generalmente en nuestra cultura se le “exige” más a la mujer que al varón, por ser ésta una cultura machista, sin embargo, estos temas deberían ser tratados con la intimidad y el respeto que requieren, en el contexto de una decisión libre, respetando los valores de cada persona y evitando los prejuicios.

¿Qué es el clítoris?
El clítoris es el órgano eréctil de las mujeres, es decir tiene la capacidad de llenarse de sangre y aumentar de tamaño durante la excitación sexual femenina, porque está formado de tejido esponjoso, lleno de vasos sanguíneos y nervios. Está ubicado en el repliegue conformado por los labios menores en la vulva, formando el “capuchón del clítoris”.Normalmente la única parte visible del clítoris se llama glande o cabeza, y corresponde al 10% del órgano, permaneciendo la mayor parte oculto bajo los tejidos del cuerpo en la zona de la vulva (unos 9 cm. más o menos). Es un órgano sumamente sensible al tacto, las caricias, vibraciones o la estimulación oral, porque a él llegan múltiples terminaciones nerviosas, que conectan con los centros de placer. Corresponde en el desarrollo embrionario al pene del hombre y en la mujer su función es sólo la de producir placer, porque su estimulación ya sea directa o indirectamente es lo que conduce al orgasmo femenino. Se estima que la mitad de las mujeres requiere de estimulación directa del clítoris (manual u oralmente) para llegar al orgasmo.
Órganos reproductivos de la mujer